sábado, 7 de junio de 2008

Anteproyecto "Museo de la Harina" en la panificadora «El Áncora» de Abetxuko-Vitoria (Álava-España)

I
Imagen de I. Aizpuru y noticias publicadas por M. J. C. en El Correo Digital:
I
«El Áncora de Abetxuko será museo de la harina, centro de horticultura y equipamiento social»
I
El Ayuntamiento de Vitoria elabora un anteproyecto para recuperar en 2007 la antigua fábrica de pan junto al río Zadorra Pretende financiar el plan, presupuestado en 2,4 millones de euros, con el dinero que perciba de una promoción de 58 pisos en la zona.
I
El Áncora de Abetxuko empezó a funcionar en 1853. Fue la cuarta harinera que se abrió en la provincia y la primera en la capital alavesa. Durante décadas exportó el trigo molido nada menos que a Cuba. Primero, por carreta hasta el puerto de Bilbao. Después, en barco hasta la misma isla caribeña. La revolución industrial y la llegada, más tarde, de la electricidad modificaron de forma sustancial los procesos de elaboración, pero la vieja fábrica consiguió seguir humeando hasta hace apenas tres años, cuando su plantilla se trasladó a un polígono industrial. El Ayuntamiento se ha propuesto devolver la vida al edificio -ahora de propiedad municipal- para rememorar su pasado con un museo, que completará con un centro de horticultura y un equipamiento social para el barrio.
I
Con esta triple función, el Consistorio persigue, por un lado, preservar la memoria histórica de una factoría que tuvo un gran peso en la economía local, y por otro, habilitar aulas para la formación de los futuros usuarios de las 240 huertas ecológicas que se habilitarán enfrente, junto al Zadorra. Además, pretende proporcionar nuevos espacios de reunión para los vecinos de Abetxuko.Un símboloEl Centro de Estudios Ambientales (CEA), en colaboración con el Departamento municipal de Urbanismo, ha elaborado ya un anteproyecto para recuperar la factoría, localizada en una parcela junto a la calle Pozoaldea, en la salida del barrio hacia la carretera A-3601.El Gabinete Alonso quiere materializar el plan a lo largo de 2007. Presupuestado en 2,4 millones de euros, planea financiarlo con los aprovechamientos que le corresponden por ley de la promoción prevista para levantar junto a El Áncora 58 viviendas, 36 de ellas de precio tasado y el resto, concertadas. Esto es, algo más caras.Según el diseño municipal, la rehabilitación de la harinera respetaría su aspecto exterior. «Se mantendrá la volumetría y los huecos en la fachada. No es ningún monumento. Su interés radica en lo que simboliza por dentro», explica a EL CORREO Yon Bárcena, arquitecto del CEA y artífice del anteproyecto.
I
Secadoras y molinos
Su interior consta de una superficie útil de 1.092 metros cuadrados distribuidos en sótano y tres pisos. El museo de la harina ocupará la planta baja y parte de la segunda. En ambas se expondrá parte de la maquinaría que se empleó para la elaboración de harina durante más de dos siglos. «Un profesor de la Universidad de Valladolid ha recopilado la historia de la fábrica y nos ha asesorado en este asunto», señala Bárcena. No ha sido la única colaboración exterior en el plan. Una representación de la Corporación vitoriana viajó hace unos meses hasta Zamora para conocer el funcionamiento de iniciativas similares.
I
Los futuros visitantes del museo vitoriano podrán conocer `in situ` las despuntadoras, turbinas o secadoras que se empleaban antaño en el proceso de conversión del trigo en harina, así como el despacho del molinero. La ruta se iniciará en un espacio interpretativo y se explicará a través de paneles informativos. El sótano, desde el que se accederá a los huertos ecológicos, contendrá vestuarios, taquillas y zonas comunes para los horticultores. Y en el tercer y último piso, se habilitarán 219 metros cuadrados útiles para uso exclusivo de los vecinos de Abetxuko. En concreto, habrá una sala de audiovisuales y un salón de actos y de exposiciones.
I
Pese a que admiten que ya conocen «en parte» el proyecto del Ayuntamiento, los habitantes del barrio lamentan que «no se nos haga partícipes de todo el proceso para aportar nuestras propias ideas», comenta Paquita San Bartolomé. La presidenta de la asociación de vecinos de Abetxuko destaca, en este punto, que si bien el centro cívico «se nos ha quedado pequeño y estamos a falta de más espacio de reunión, El Áncora está muy alejado. Queda a desmano y al otro lado de la carretera, una vía que va a sufrir un gran aumento del tráfico una vez que concluyan las obras del nuevo puente sobre el Zadorra», advierte.
I
I
12-08-2007
«El Áncora, un museo de la harina a la espera»
I
La antigua fábrica de pan de El Áncora de Abetxuko se convertirá en museo de la harina. El Centro de Estudios Ambientales (CEA), en colaboración con el Departamento municipal de Urbanismo, elaboró el año pasado un anteproyecto para recuperar la factoría, localizada en una parcela junto a la calle Pozoaldea, en la salida del barrio hacia la carretera A-3601. El plan está a la espera de materializarse.
I
El objetivo es devolver la vida a un edificio industrial -ahora de propiedad municipal- para rememorar su pasado con un museo, que completará con un centro de horticultura y un equipamiento social para el barrio.
I
Por ello, además de preservar la memoria histórica de una importante panificadora cuyo origen se remonta a 1853, se quieren habilitar aulas para la formación de los futuros usuarios de las 240 huertas ecológicas habilitadas enfrente, junto al Zadorra. Además, se proporcionará nuevos espacios de reunión a los vecinos de Abetxuko.
I
I
15-09-2007
«Roban máquinas de la fábrica que será el museo de la harina»
I
El Consistorio compró el edificio hace cuatro años a la panificadora por 285.240 euros
I
El edificio de la vieja panificadora de El Áncora ha sufrido un expolio. «Ha desaparecido maquinaria que tenía un valor histórico», señaló el concejal de Urbanismo, Juan Carlos Alonso, al ser preguntado por el museo de la harina previsto en esta fábrica. El teniente de alcalde socialista evitó adelantar si su departamento seguirá adelante con el proyecto de convertir el inmueble en un centro que permita recrear el proceso de elaboración del pan. «Ha desaparecido material con un valor histórico, no puedo concretar en este momento las piezas que se han robado, con lo que tampoco puede decir qué se puede hacer o no», dijo el edil del PSE.
I
La vieja harinera pasó a manos del Ayuntamiento en 2003. Pagó por el inmueble 285.240 euros, con el fin de transformarlo en un equipamiento para el barrio. Para ello, el Centro de Estudio Ambientales (CEA) en colaboración con el Departamento de Urbanismo elaboró un anteproyecto para recuperar la factoría. Además del museo de la harina y del pan, el plan contempla destinar el inmueble a centro de horticultura al servicio de las huertas ecológicas próximas, además de equipamiento social para el barrio de Abetxuko. La iniciativa, presupuestada en 2,4 millones de euros, debería haberse puesto en marcha a lo largo de este año. El bloqueo del plan urbanístico diseñado para esta zona ha repercutido en este proyecto. Juan Carlos Alonso eludió anunciar si se llevará o no cabo.
I
«Tenemos que ver qué es lo que se ha expoliado y qué material es el que queda. En cualquier caso, el valor de lo que se pueda poner en marcha queda mermado debido a que no se ha custodiado el edificio como había que haberlo hecho», resaltó.
I
Según el acuerdo de 2003, la harinera disponía de un departamento de máquinas, turbinas, generador de vapor con su maquinaria correspondiente, aparatos modernos de molienda por el sistema de cilindros, cernedores, material de limpiar, una dinamo con sus accesorios, entre otros materiales.
I
Según el proyecto del CEA, la intención era exponer parte de la maquinaria en una de las plantas del edificio. Otro de los pisos, se reserva a acoger una sala de audiovisuales, un salón de actos y de exposiciones para el barrio de Abetxuko.
I
I
Carecemos de datos referentes a la situación actual del proyecto.
I
Fuentes:
I
http://www.elcorreodigital.com/vizcaya/20070812/alava/ancora-museo-harina-espera-20070812.html