viernes, 10 de enero de 2014

Fábrica de harinas "La Purísima" en Alhama de Granada (Granada, España)


Comenzamos el año, no sin antes desear lo mejor a todos nuestros lectores, con una entrada pendiente desde hace meses y que sólo nuestra falta de tiempo justifica el no haberla introducido con anterioridad.

Y es que nos parece encomiable y muy destacable la labor que desde la Asociación Amigos del Molino La Purísima en Alhama de Granada vienen realizando para recuperar una interesantísima fábrica de harinas, emplazada además en un fabuloso paisaje, como vamos a ver en las siguientes líneas e imágenes.

La fábrica de harinas "La Purísima" está situada en un paraje de extraordinaria belleza, en las inmediaciones de Alhama y a la orilla del río Marchán, en la provincia de Granada. El agua allí ha formado un "desfiladero fantasmal", título dado por la periodista Lola Quero el 21-12-2001 en  El País, donde se localizan "Los Molinos". Y es que al fondo de los Tajos se instalaron las fábricas de harinas tituladas de Santa Teresa, La Purísima, San Antonio y San Francisco. De aquellas instalaciones industriales hoy sólo se mantiene íntegramente "La Purísima", gracias a la labor conservacionista de la asociación ya mencionada.

Y es que, según nos escribe su presidente, José Jesús Castro, su iniciativa para salvaguardar este patrimonio industria nació por un doble motivo. Por la pena ante el estado ruinoso en el que se encontraban las harineras Santa Teresa, San Antonio y San Francisco, de las cuales hoy ya sólo quedan vestigios arruinados de la última y la fachada de la primera. Y también como homenaje a su familia, propietaria de la fábrica desde la década de 1940, especialmente a su padre Juan Castro y a los dos últimos molineros, su tío y su abuelo. Gracias a ello, "La Purísima" no ha corrido la misma suerte que sus fábricas hermanas.

Este elemento deja así memoria del complejo industrial harinero situado en ese maravilloso desfiladero, que molturaba la producción cerealista de la campiña alhameña, pero que ya en 2001 ofrecía un "paisaje fantasmal en estado de abandono". De no haber sido por esta iniciativa, los vestigios molineros habrían desaparecido completamente.

Según nos relata Pepe Castro y podemos comprobar en las magníficas fotografías de José Vicente Matas y Chema Rodríguez colgadas en Picasa, la Fábrica de Harinas "La Purísima", se mantiene en perfecto estado su edificación, siendo un magnífico "ejemplo de arquitectura popular industrial del siglo XIX, sin ostentosidades (...), es la única representante que queda de una época y de una industria, la harinera, que fue importante para Alhama y que incluso es desconocida por muchos alhameños".

Comprobamos que en su interior conserva en perfecto estado su maquinaria, realizada por el fabricante Francés y Berenguer Hermanos a mediados del pasado siglo XX. Francés y Berenguer fue una constructora española de maquinaria para molinería cuyo taller se encontraba en Alicante.

En "La Purísima", a la iniciativa de la familia Castro por tratar de conservar el legado industrial de sus antepasados, se han sumado varias personas que, de manera desinteresada, han colaborado para mantener en pie y recuperar este maravilloso edificio fabril. Así, la Asociación Amigos del Molino La Purísima ha logrado en pocos meses poner en valor sus restos, limpiarlo y evitar que avance su deterioro. "La asociación nace con el fin de contar su historia, recordando el pasado y trayéndolo al presente, además de mantener su edificio y maquinaria, y quizás, quien sabe si en un futuro, convertirlo en un museo" nos cuentan.

Sin descanso desde su creación, la asociación ha creado una página web: http://fcalapurisima.blogspot.com.es, y tiene también presencia en las redes sociales Facebook: http://www.facebook.com/fcalapurisima, y Twitter: http://twitter.com/fcalapurisima

En ellas podemos comprobar sus trabajos y acciones por las cuales les felicitamos y damos nuestra más enérgica enhorabuena pues constituyen un ejemplo.
Un modo de colaborar con la Asociación es adquirir una camiseta que por unos simbólicos 10 euros permite ingresar recursos que posteriormente revierten en el mantenimiento de la fábrica de harinas.