martes, 1 de julio de 2008

Quieren conservar el Molí del Salt en Benilloba (Alicante, España)

I
El Diario Información de Alicante publica este reportaje de M. Villaplana:
I
El Ayuntamiento de Benilloba negocia la compra del antiguo Molí del Salt para rehabilitarlo y evitar que desaparezca uno de los elementos patrimoniales más emblemáticos del municipio
I
El Ayuntamiento de Benilloba tiene previsto mantener negociaciones con el propietario del Molí del Salt con el objetivo de comprarlo y proceder a su rehabilitación. La alcaldesa, María Fernanda Sanz, destaca que este antiguo molino harinero, que también fue central eléctrica, es uno de los elementos patrimoniales más emblemáticos del municipio, y que por tal motivo se pretende evitar que termine desapareciendo. La iniciativa forma parte de un plan más amplio, que se iniciará próximamente con una inversión de 60.000 euros por parte de la Diputación que permitirá acondicionar el paraje natural en el que se encuentra ubicado el inmueble. El imponente salto de agua que da nombre al molino presenta en estos momentos su mejor aspecto, merced a las generosas lluvias de los últimos meses.
El Molí del Salt, en el término municipal de Benilloba, es originario de principios del siglo XIX. Fue construido junto a un espectacular salto de agua del río Frainós, conocido también como río de Penáguila, para aprovechar la fuerza de sus aguas en la fabricación de harina y también en la producción de electricidad. De hecho, cabe resaltar en este sentido que la energía hidráulica de este río permitió la electrificación de Benilloba.
Sin embargo, con el paso del tiempo y el cierre de la actividad el molino fue cayendo en el abandono, hasta presentar hoy en día un evidente estado de deterioro. El tejado se ha derrumbado, y las paredes del inmueble amenazan con venirse abajo de un momento a otro.
Este es el motivo por el que el Ayuntamiento de Benilloba pretende adquirir el edificio. Según manifestaba la alcaldesa, María Fernanda Sanz, "nuestra intención principal es que no caiga, porque se trata de un elemento emblemático de extraordinaria importancia para el pueblo, y sería una lástima que terminara desapareciendo".
La primera edil manifestó que el Ayuntamiento de momento no se ha planteado un uso concreto para este inmueble. "Un museo -dijo- es complicado, porque está muy apartado del pueblo y, además, hay que caminar por la sierra para llegar hasta el mismo. En cualquier caso, sí que se podrían instalar algunos paneles explicativos para que las nuevas generaciones sepan cómo funcionaban los molinos de la época".
La iniciativa municipal forma parte de un plan más amplio, que permitirá acondicionar el bello paraje natural en el que está enclavado el edificio, y que en la actualidad presenta su mejor aspecto debido a las generosas lluvias de los últimos meses. El salto de agua, sobre todo, muestra en estos momentos su imagen más espectacular.
Según manifestaba la alcaldesa de Benilloba, "la zona está siendo muy visitada últimamente, y es necesario llevar a cabo una actuación que, sobre todo, mejore la seguridad".
En este sentido, informó que la Diputación ha aprobado una ayuda de 60.000 euros, que entre otras cuestiones servirá para instalar barandillas en el puente y la zona de bajada, construir escalones en los puntos en que resulte necesario, adecentar el acceso y desbrozar la zona. Asimismo, estamos estudiando la posibilidad de habilitar un merendero en la parte superior del paraje".
María Fernanda Sanz mostró su confianza en que estas actuaciones sirvan para poner en valor un paraje muy querido por los vecinos de Benilloba, tanto por sus evidente valores naturales como por los patrimoniales.
I
En la web del Ayuntamiento de Benilloba hemos encontrado además una interesante referencia bibliográfica, ya que se indica la presentación en Benilloba del libro Molins y moliners. Els molins hidràulics fariners del Comtat el pasado 14 de marzo, obra entre otros de Pere Ferrer, presidente del Centre d'Estudis Contestans. La portada del libro, que reproducimos arriba, recoge una imagen de 1902 del Molí del Salt en Benilloba, magnífica instantánea que recoge un momento de la inauguración de su reforma como central hidroeléctrica o fábrica de luz.
I
Fuentes:
I