viernes, 4 de julio de 2008

Museo Fábrica de Harinas «La Dolores» en Caldearenas (Huesca, España)

I
Magníficamente conservada y musealizada encontramos a la Fábrica de Harinas «La Dolores» en nuestra visita realizada el pasado viernes 27 de junio. El edificio fabril se ha mantenido íntegramente, sin una intervención tan agresiva como la que hemos visto en otros museos del mismo tipo. Allí, en Caldearenas (Huesca), las máquinas, con el conveniente tratamiento y mantenimiento, se muestran en su estado original y con un leve movimiento que hace comprender al público cuál era su función y el proceso que desarrollaban, todo ello dotado de las pertinentes medidas de seguridad necesarias.
I
Aledaño a la fábrica, un antiguo almacén donde se ensacaba y cargaban los sacos en una vagoneta, se ha habilitado como espacio expositivo donde se muestra instalado una magnífica colección entre la que destacamos parte de la documentación original de la harinera, ya que ésta conserva íntegro su archivo, lo que es una delicia para los historiadores. Además se exponen otra serie de utillajes molineros, tanto de la fábrica como de molinos maquileros, explicándose los distintos aspectos de la producción y transformación de los cereales de una manera didáctica, apoyada además en proyecciones audiovisuales de gran calidad.
I
También podemos ver aquí elementos relacionados con la producción de energía eléctrica, ya que la fábrica instaló una turbina para la producción de luz, con la que se abasteció a los pueblos de la zona. Su ubicación, junto a la estación del ferrocarril, convirtió a «La Dolores» en estafeta de correos y telégrafos, de lo cual también conserva valiosos objetos y documentos.
I
Por todo ello, no exageramos si decimos que se trata de la mejor fábrica de harinas musealizada que hemos visto en nuestro país, ya que además de haber sabido conservar sus elementos fabriles en perfecto estado y de mostrarlos al público de una manera didáctica y comprensible, se añade la circunstancia de contar con un magnífico patrimonio documental.
I
I
Historia de la fábrica
I
La Fábrica de Harinas «La Dolores» se crea en 1925 sobre un molino preexistente, del cual se aprovecha la acequia para establecer un salto y una turbina marca Amorós, de Zaragoza, que convierta la energía hidráulica en eléctrica para abastecer a la propia fábrica y al pueblo de Caldearenas, así como a otras localidades.
I
Fue Fermín Martínez Piedrafita el empresario que realizó la inversión necesaria para instalar esta harinera, que en origen montó un sistema Daverio, el cual ha mantenido hasta nuestros días, aunque con alguna incorporación de máquinas de la casa barcelonesa Morros (EMSA).
I
La Fábrica de Harinas «La Dolores» vivió su época dorada entre los años 20 y 30. En 1929 llegó a exportar harina hasta Egipto, de lo cual se conservan documentos e incluso las propias muestras de harina en sus recipientes originales.
I
La fábrica de harinas dejó de molturar en 1968 pero su heredero, Fermín Martínez Otín, se encargó de su perfecto mantenimiento hasta su fallecimiento en 1986. Fue entonces cuando sus descendientes cedieron las instalaciones al Ayuntamiento de Caldearenas por 60 años, iniciándose entonces su proceso de musealización en el que se invirtieron 600.000 euros desde distintas instituciones.
I
El proyecto para la creación del museo didáctico del pan en la harinera "La Dolores" de Caldearenas lo redactó Alejandro Rafael Alagón Ramón. Por fin, el 8 de julio de 2006 se culminaba el proceso de recuperación y musealización de la Fábrica de Harinas «La Dolores», procediéndose a su apertura al público.
I
Recomendamos la visita a este maravilloso edificio y su museo.
A Caldearenas se llega por carretera desde la N-330 (Huesca-Sabiñánigo), tomando desvío en Hostal de Ipies).
Para más información pueden llamar a los siguientes teléfonos:
· 974 359 773 (Ayuntamiento de Caldearenas)
· 607 68 78 59 (Agustín, guía del museo)
I
Fuentes:
I