miércoles, 15 de octubre de 2008

Nota sobre las harineras segovianas: «La Moneda» y «La Castellana»



Recogemos a continuación un fragmento del reportaje titulado "La Segovia fabril" que el pasado día 12 de octubre publicó Carlos Álvaro en El Norte de Castilla:


Harinera «La Moneda»
Así se llamó durante muchos años la fábrica de harinas que funcionó en el interior de la Casa de la Moneda, cerrada en 1869 por orden del Gobierno Provisional surgido de la 'Gloriosa', la revolución que derrocó a Isabel II.

Hasta tres fábricas de harinas diferentes albergó el complejo de la Ceca entre 1879 y 1967, según Glenn Murray. La primera estuvo regentada por Fernando Nieto y operó con normalidad hasta la muerte del dueño, en 1890.
Subastada la finca, en 1903 la compraron los hermanos
Luciano y Mariano Puigdollers y Vinader, joyeros diamantistas procedentes de Madrid, que la regentaron durante el primer cuarto del siglo XX. En 1932, la viuda de Mariano vendió la fábrica al industrial Felipe Aguado, que la mantuvo en activo hasta el año 1967, fecha del abandono definitivo del histórico edificio.

Harinera «La Castellana»
La Moneda no fue la única harinera que trabajó en Segovia en estos años, pues el negocio estaba muy arraigado en una tierra cerealista por excelencia. También en la ribera del Eresma, justo enfrente de la fábrica de loza, estaba La Castellana, fundada en 1856 y propiedad de los Carretero. La factoría fue ampliada y mejorada en 1880 y 1890. «El público hallará en esta casa abierta para la compra y venta de cereales, productos fabricados con el esmero que su excelente maquinaria permite», decía un anuncio publicitario de la época.