viernes, 10 de octubre de 2008

El «Molino Sidrón» de León (España), fábrica de harinas de la familia Santos

Los orígenes del «Molino Sidrón» son remotos. Se ubica sobre la presa de San Isidro, en la zona conocida como Era del Moro, extramuros, colindante con la muralla romana en su puerta Norte (Puerta Castillo).
I
El primitivo molino harinero hidráulico, que como decimos tiene antiguos antecedentes, con el tiempo fue modificándose y ampliándose hasta dar lugar a una fábrica de harinas.

La noticia más antigua que hasta ahora tenemos nos lleva hasta 1868, en el Boletín Oficial de la Provincia de León (BOPL) números 87 y 88. Allí aparece este anuncio: "Se arrienda la acreditada Fábrica de Harinas que fue de D. Antonio Santos, sita en las afueras de esta ciudad; para tratar de ajuste podrán verse con su Sra. Viuda en dicha fábrica". Al año siguiente aparece otro anuncio similar (BOPL, nº 124, 20-08-1869) que aclara: "Se arrienda por la Sra. Viuda de D. Antonio Santos, la acreditada fábrica de harinas, sita en la Era del moro y término de esta ciudad".

En fecha que desconocemos llega a propiedad de los hermanos Pilar y Mariano Santos, quienes deciden darle un fuerte impulso a comienzos del siglo XX. Es entonces cuando encargan a Andrés Valcarce Martínez, maestro de obras y agrimensor, que realice una ampliación de sus instalaciones. El proyecto presentado al Ayuntamiento de León data del 8 de abril de 1904. Básicamente respeta dos edificios existentes y entre ambos realiza un gran silo.

Del molino previo, según la imágen del fotógrafo Germán Gracia, podemos decir que sigue las características de la primitiva arquitectura industrial leonesa, empleando fundamentalmente el ladrillo macizo y cajones de tapial o cantos cogidos con cal. La piedra sillar se emplea, como vemos, prácticamente sólo en las tres arquerías de los cárcavos.

El nuevo silo y demás estancias ejecutadas por Andrés Valcarce se adecúa a la arquitectura existente, utilizando el ladrillo macizo, realizando con éste algunos escasos elementos decorativos como son resaltes y cornisas. En la cubierta abre buhardillones que remata con bonitos detalles en madera.

Desconocemos, por el momento, otros pormenores referentes a esta fábrica de harinas, sus dueños, sus trabajadores, su maquinaria, su final... Un interesante edificio leonés del cual desconocemos qué partes quedan y cuáles han desaparecido para siempre, y que merecería un estudio particular.

NOTA: hemos modificado nuestra entrada original, que databa del 23 de mayo de 2008, en base a nuevos datos que hemos localizado y principalmente gracias a la colaboración de los lectores (en especial de Óscar Herrero Holguera) que nos rectificaron sabiamente, pues creíamos que el molino había desaparecido y parece ser que no es así. Intentaremos conocerlo y ampliar nuestra información.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado amigo:
Me imagino que sabrás que el edificio del molino sidrón aun está en pie. Esperemos que alguien haga algo y no se deje caer.
La maquinaria efectivamente ya desapareció, se la quitó de en medio el actual dueño, vendiendosela a un chatarrero.

Si quieres hablar conmigo.
Óscar (trapaza@gmail.com)

Javier Revilla Casado dijo...

Muchas gracias Óscar.