domingo, 16 de marzo de 2008

Interés por salvar la Harinera de Campos «Los Ángeles» de Castromocho (Palencia, España)

I
Según pubicó El Norte de Castilla el pasado 1 de marzo de 2008:
I
"Una de las mayores ilusiones del alcalde de Castromocho y de todos los vecinos es la recuperación de la fábrica de harinas abandonada que resiste en pie, cada vez más a duras penas, en las afueras del pueblo, junto a la carretera que le comunica con Capillas. Sin embargo, las dificultades son bastante considerables debido a la cuantiosa cantidad económica -55 millones de las antiguas pesetas- que piden los propietarios de la harinera al Ayuntamiento para que las tres hectáreas de superficie de esta industria del pasado pasen a manos públicas.

Evidentemente, el Consistorio castromochino no puede llegar a esa cifra, por lo que el proyecto de convertir estas dependencias en Museo de la Harina es complejo. Las instituciones, tanto la Diputación como la Junta, se volcarían con el proyecto, pero no conceden ayudas destinadas a compras de inmuebles. Por ello, para el Consistorio cualquier aportación sería bien recibida." [Noticia de Eduardo Plaza]
I
En nuestro archivo personal contamos con un interesante documento relativo a esta fábrica de harinas. Se trata del primer reglamento, impreso por El Día de Palencia en marzo de 1935. Se compone de 20 páginas (10 x 15,4 cm) en las que se distribuyen 41 artículos en 5 títulos mediante los cuales se organiza el Sindicato Católico Agrícola de Castromocho dentro del cual se ha constituido -dice- una sección de transformación y venta que se denominará Harinera de Campos "Los Ángeles", domiciliada en Castromocho (Art. 1º).
I
Por aquel entonces el sindicato aún no disponía de fábrica de harinas como tal, ya que en el cuarto artículo se menciona que se podrá construir o arrendar, aunque en el sexto dice que el domicilio social será el mismo de la fábrica de esta villa de Castromocho.
I
Para la consecución de sus fines precisaban de un capital de 500.000 pesetas, por lo que se hace una emisión de 150.000 fanegas de trigo y 300.000 pesetas -a razón de dos pesetas por fanega- en 4 series que deberán suscribir los socios (Art. 7º), mientras que las 200.000 pesetas restantes serán cubiertas mediante una emisión de cédulas de préstamo de 100 y 500 pesetas, y que serán amortizables en el plazo máximo de 25 años (Art. 9º).
I
El Título III regula la entrega de trigos, recepción y clasificación. El Título IV se ocupa del régimen y gobierno de la harinera, estableciéndose una Junta general de socios -que se reunirá anualmente en el mes de octubre- y un Consejo Directivo (Título V) formado por el Presidente del Sindicato Agrícola de Castromocho y el Consiliario, que será un sacerdote de la región, que serán vocales natos, y además por un representante de cada uno de los pueblos agrupados a la harinera (Art. 29). Estos vocales -cuyo cargo durará 4 años (Art. 31)- elegirán, entre ellos mismos, los cargos de Presidente, Vicepresidente, Tesorero y Secretario (Art. 30), pudiendo también nombrar un Gerente o Consejero Delegado (Art. 38). En este momento -marzo de 1935- la Presidencia la ocupaba Macario Andrés y la Secretaría Rafael Caballero.
I
Para disolver esta harinera se necesitaba el acuerdo de las dos terceras partes de los socios cooperativistas, que además también representaran, al menos, las dos terceras partes del capital social.
I
El edificio actual, cerrado desde 1995, es un interesante conjunto de ladrillo macizo y amplios ventanales. Su sistema de molturación y maquinaria corresponde a la empresa Bühler. Data de 1936, según una interesante página web sobre Castromocho de Campos. Pinchando en ese enlace se pueden leer otros datos que aporta el autor de la web, así como varias imágenes exteriores e interiores.
I
Ojalá que se consiga recuperar esta magnífica industria terracampina.
I
Fuentes:
I
Reglamento de la Harinera de Campos «Los Ángeles». Castromocho. 1935. Archivo propio.

1 comentario:

cotorruelo dijo...

tiene el sistema bühler, que tantos recuerdos te trae, ¿eh?