domingo, 8 de noviembre de 2009

Intentos para rehabilitar el 'Molino de la Ciudad' en Orihuela (Alicante, España)

El actual Molino de la Ciudad en la localidad alicantina de Orihuela se construyó entre 1902 y 1905 sobre las ruinas de un molino del siglo XVIII, del cual se conserva el azud o presa y un puente de sillería.

La construcción del molino es básicamente una obra de ladrillo macizo y cal hidráulica con viguería de pino rojo de Canadá. Consta de tres plantas: la planta baja o de turbinas, la primera planta, donde se hallan las 6 pares de muelas con sus correspondiente tolvas, y la planta alta, que estuvo dedicada a la vivienda.

Originalmente tuvo tres turbinas de fabricación francesa dos para la producción de electricidad y otra para las muelas. En 1950 se suprimió la "fabrica de luz", desmontándose dos turbinas.

Ya solamente como molino, reanudó su actividad en 1963. Se usó para moler todo tipo de cereales y pimientos de bola para la fabricación del pimentón.

Actualmente, la concesión administrativa de dominio público junto a la ribera del río Segura está agotada y no se ha renovado, por lo que el inmueble debería ser derruido. Sin embargo ello no es posiblie ya que el molino está catalogado como Bien de Interés Cultural y posee una protección de segundo grado en el PGOU de Orihuela.

Se trata de uno de los mejores ejemplos de arqueología industrial en plena huerta, por lo que su recuperación es más que necesaria e interesante como legado para futuras generaciones.

Intentos de restauración del molino

Existe intención de rehabilitar el Molino de la Ciudad por parte de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) en base a un proyecto de restauración integral para darlo un uso público y cultural.

El principal impedimento para desarrollar la restauración es la titularidad del edificio. El empresario Antonio Pedrera (Fundación Pedrera), asegura que corresponde a su dominio privado, y que desea cederlo con la garantía de su rehabilitación patrimonial, por lo cual sólo haría falta llegar a un acuerdo entre las partes, algo en lo que se trabaja desde hace años de manera infructuosa.

La CHS entiende que la Fundación Pedrera en realidad no es propietaria del Molino porque en su día adquirió unas dependencias para las que ya se había agotado la concesión administrativa que, además, es intransferible.

Lo que es seguro es la titularidad pública del suelo sobre el que se asienta el Molino de la Ciudad, un meandro del río Segura situado aguas arriba del casco urbano. , sí es de dominio público.

El camino para el entendimiento entre las partes pasaría por la renuncia al litigio por parte de CHS y por la cesión del molino sin contraprestaciones por parte de la Fundación Pedrera.

Uno de los fines que podría darse al inmueble sería la sede de la CHS en la Vega Baja en un edificio anexo, lo que es una vieja aspiración de los municipios de la comarca. Las mismas fuentes precisaron al Diario Información que la apertura de la sede aún es una iniciativa en estudio y, en princiopio, para ubicarla en el entorno del Molino y no en el propio edificio histórico.

La Confederación está dispuesta a asumir el coste de la rehabilitación, que es importante pues hay que drenar la laguna del antiguo meandro y recuperar un edificio de grandes dimensiones. A cambio buscaría un acuerdo con el propietario que se ocuparía de la conservación.

El procedimiento administrativo para declarar la caducidad de la concesión para recuperar la zona para el dominio público no se ha iniciado, aunque fue anunciado por la CHS en diciembre de 2007 y febrero de 2008, no sólo para el Molino de la Ciudad, también para otro de los molinos situados en el término de Orihuela, el de Riquelme. Son los dos de los cinco con los que contaba el cauce a su paso por la ciudad antiguamente.

Recuperación del entorno

Para rehabilitar el entorno del "Molino de la Ciudad" se creó una Escuela Taller cuya actividad formativa dio comienzo el pasado 3 de noviembre de 1999. Estuvo promovida por la Fundación Pedrera y fue cofinanciada por la Consellería de Empleo y Fondo Social Europeo.

Tuvo 45 alumnos-trabajadores, menores de 25 años, que se formaron tanto en cualificación profesional como en trabajo productivo. Las actividades de soporte de este centro tuvieron como finalidad la rehabilitación del entorno del Molino de la Ciudad, un área de actuación con una superficie de 2.488,25 m2 y que comprende el edificio del molino, la laguna y los sotos situados entre ésta y el río.

El objetivo principal fue conseguir la recuperación de la laguna. Situada en un antiguo meandro del río Segura, sufría un alto grado de contaminación debido sobre todo a la eutrofización del agua y a los vertidos ocasionales del entorno (materia orgánica y residuos sólidos como plásticos y otros materiales no biodegradables).

Las propuestas para la restauración del entorno del Molino de la Ciudad fueron básicamente tres:

a. Autodepuración de la laguna, dotandola de dos elementos fundamentales: movimiento del agua y filtrado de la misma.

b. Revegetación de la ribera y el soto del molino, con el objetivo de recuperar la vegetación característica del río Segura de forma que pueda ser contemplada como un museo vivo.

c. La recuperación de la fauna con la recolonización de especies de aves acuáticas, requiriendo para ello una mayor calidad del agua de la que ofrece actualmente la laguna.

Fuentes:

http://www.diarioinformacion.com/vega-baja/2009/10/14/chs-retoma-asumir-molino-ciudad-abrir-sede-comarcal/940578.html

http://www.enorihuela.com/senderos.html

http://www.convega.com/molino/molino.html