lunes, 23 de noviembre de 2009

Cortarán y trasladarán la harinera de Mataró (Barcelona, España)

Los intereses urbanísticos saltan por encima, una vez más, del patrimonio. Un buen ejemplo de ello es la fábrica de harinas 'Larroca y Cía.' de Mataró, de la que ya hemos hablado en otras ocasiones en nuestro blog.

Un edificio de finales del siglo XIX (1879), protegido en el plan de urbanismo por su valor arquitectónico y cultural. Desgraciadamente, tal protección no está sirviendo para nada, pues el interés de un gran centro comercial por instalarse en sus terrenos hizo que inicialmente se propusiese directamente su demolición.

Gracias a la reivindicación de la plataforma Salvem Can Fabregas, dicha destrucción física no se llevó a término, pero ello no ha significado la preservación de dicho inmueble industrial. Las autoridades de Mataró, han acordado el traslado de la vieja fábrica de harinas, para lo cual se procederá al corte del edificio en varios pedazos de 3 por 9 metros y su montaje en otro lugar, como si se tratara de un puzle o una maqueta.

No entienden los responsables de Mataró, que su concepción respecto al patrimonio está auténticamente desfasada. Hoy ya no valoramos exclusivamente el edificio en cuestión, sea una catedral o un palomar, sino el conjunto de este con su contexto paisajístico y cultural.

El patrimonio industrial no puede separar por un lado el testimonio de sus viejas fábricas y máquinas y por otro el entorno urbano y social donde se desarrolló; mucho menos de su memoria colectiva, ya sea de su personal laboral como de los ciudadanos que convivieron con ello.

El traslado de la harinera de Mataró significará su descontextualización. Sus muros pasarán a ser un mero decorado sin mayor valor que el de atestiguar la barbaridad urbanística y patrimonial que se cometerá (esperemos que haya tiempo de rectificar).

Sólo serviría para recordar el absurdo proceso que, de efectuarse, será juzgado en el futuro con la dureza que se merece, siendo puesto como ejemplo negativo en todos los foros dedicados al patrimonio industrial.

Nota: disponemos de las participaciones de lotería que realiza la Plataforma Salvem Can Fabregas para obtener recursos destinados a sufragar los gastos de los procesos judiciales abiertos para tratar de evitar la destrucción de esta fábrica. Si alguien desea colaborar, que nos envíe un correo electrónico con la cantidad que desea (las participaciones cuestan 2,50 € y se juegan 2 € del número 84959).