miércoles, 25 de marzo de 2009

'La Confianza' de Tordehumos (Valladolid, España) en la Lista Roja de Hispania Nostra

La asociación Hispania Nostra ha incluido recientemente en su conocida 'Lista Roja del Patrimonio' a la fábrica de harinas La Confianza, situada en la localidad vallisoletana de Tordehumos.

En la web de la asociación podemos encontrar los siguientes datos sobre esta interesante harinera:

Historia/Descripción
Antigua Fábrica de Harinas situada junto al río Sequillo a su paso por la localidad terracampina de Tordehumos.
La construcción del edificio data de la segunda mitad del siglo XIX, cuando la industria harinera en la provincia de Valladolid toma un fuerte impulso, debido a la llegada del ferrocarril, a la introducción del sistema de fabricación austro-húngaro de cilindros, y a la existencia del Ramal de Campos del Canal de Castilla.
Es un gran edificio de tres cuerpos construido con piedra, ladrillo y adobe principalmente. En el interior apenas encontramos maquinaria de gran importancia, aunque sí que se observan los sinfines por donde se distribuía el grano en el interior de la fábrica y otras dependencias del edificio industrial. La fábrica ha sido víctima de un saqueo constante, incluso utilizada como basurero.

Época: S. XIX
Propiedad: Confederación Hidrográfica del Duero.
Grado de protección: Carece
Estado: Abandonada y en ruina progresiva.
Carácter del riesgo: Ruina progresiva. Derrumbe de las cubiertas y de otros elementos constructivos del edificio.
Información proporcionada por: D. José Miguel Mozo Mulero
Localización geográfica: Tordehumos

Desde este blog mostramos nuestro apoyo para la recuperación de esta fábrica de harinas. Otra harinera incluida en la 'Lista Roja' de Hispania Nostra es la de Manzanares (Ciudad Real), y también figura el Molino de Fañanás, en Alcalá del Obispo (Huesca).

Fuente:
http://www.hispanianostra.org/lista-roja/Fabrica_de_Harinas_La_Confianza

3 comentarios:

valladolid dijo...

Es una lástima encontrar escenas de nuestro patrimonio tan dañadas como La Confianza. Me parece una buena decisión su inclusión en la lista roja, y espero que sirva para algo...

viernes dijo...

Me siento verdaderamente desolado al ver las fotografias del edificio donde nací.
Mi padre fue molinero de esa fabrica desde niño, y cuando dejo de moler estuvo acargo del edificio y la finca hasta el año 1971 en que el propietario lo despidio y toda mi familia nos tuvimos que marchar a Valladolid en busca de una nueva vida.A partir de esa fecha el expolio y la pasividad de la Confederación ha sido constante con el lamentable resultado que podemos ver.
Un gran edificio que podia haber sido rehabilitado convertido en una ruina.

Hobbo Hobbo dijo...

Siempre que la veo me pregunto como podria adquirir esta propiedad, rehabilitarla y transformarla en un precioso hotel rural. Creo que, tanto el lugar como el entrono y las comunicaciones hacen de esta fabrica un lugar perfecto.