domingo, 2 de noviembre de 2008

La fábrica de harinas «Florinda» de Manresa (Barcelona, España), sede de la Policía Local

Se trata seguramente de la mayor sorpresa que nos hemos encontrado a lo largo de nuestra andadura en busca de edificios fabriles harineros rehabilitados.

No destaca por su intervención arquitectónica, ya que el exterior apenas se ha tocado y parece que nos encontramos ante una fábrica de harinas que no ha cesado su actividad. Mantiene incluso los muelles de carga originales.

Sólo cuando nos fijamos en los detalles apreciamos que su uso es hoy bien diferente. Vemos que el tejado no tiene el característico polvo blanco posado sobre las tejas que muestran las harineras en actividad. A través de las ventanas observamos también una amplia iluminación y ajetreo administrativo impropio de una fábrica. Por último, a las entradas encontramos pequeños letreros que nos indican que el edificio alberga hoy las sedes de distintos entes y asociaciones de Manresa, como la Associació de Veins de Valldaura, Área municipal de Recursos Humanos, Protección Civil, A.D.F.,, ...

Pero la principal parte de su espacio lo utiliza la Policía Local de Manresa, habiéndose requerido la intervención sobre los espacios interiores del edificio fabril para habilitar en él las oficinas, calabozos y demás ámbitos requeridos, algunos de los cuales pueden verse en el enlace antes indicado.

La Florinda
Respecto al edificio industrial diremos que corresponde a la antigua fábrica de harinas o farinera "Casajuana i Masana", conocida popularmente en Manresa como «La Florinda», nombre femenino, como tantas otras harineras, el de pila de Florinda Maristany i Oliver, esposa del empresario que mandó construirla, Josep Casajuana i Rodríguez.

La magnífica arquitectura modernista se debe al proyecto del arquitecto catalán Ignasi Oms i Ponsa, máximo exponente del modernismo manresano. La erigió el constructor Cristòfol Botinas. Según puede leerse rotulado, la fábrica terminó de construirse en 1912, habiéndose iniciado en 1911 y comenzando a molturar en 1913.

El conjunto lo forman tres edificios. En el centro, la fábrica propiamente dicha se compone de sótano y cuatro alturas, coronadas por una torrecilla. A ambos lados un almacén de dos plantas y el grupo de silos magníficamente construidos en consonancia con la decoración del conjunto, en la que destacan los ladrillos vistos y la cerámica vidriada en colores. Otros elementos claramente modernistas son los metálicos (forja) que conforman la escalera interior y la techumbre del muelle de carga.

Ignasi Oms i Ponsa

Ya indicamos que este arquitecto es el máximo exponente del modernismo manresano. Se inició en su profesión como colaborador de Domènech i Montaner. Posteriormente llegaría a ser el arquitecto municipal de Manresa desde 1892 hasta 1914, época de la que se conservan numerosos edificios en la ciudad, como la casa Torra, la casa Davant, la casa Lluvià o el Casino.

Sociedad Casajuana i Massana

La promotora de la harinera fue la sociedad Casajuana i Massana, formada por dos antiguos socios de otra fábrica de harinas manresana, «La Favorita». Sin embargo, pocos años después de iniciar la actividad fabril la sociedad se disolvió, quedando como único dueño Josep Casajuana i Rodríguez.

Según los datos que hemos podido consultar, la maquinaria que incorporó «La Florinda» era de origen alemán y molturaba al día 60.000 kilogramos de trigo.


Fuente:
Esteve SERRA, Lluís VIRÓS, Lucía JUÁREZ y Jaume SERRA (¿2006?): Fitxes de Patrimoni Industrial a Manresa. Estudi per a la creació de rutes del patrimoni industrial de Manresa, Ajuntament de Manresa.
Agradecemos la colaboración del Departamento de Cultura del Ayuntamiento de Manresa, que nos facilitó la referencia bibliográfica.

4 comentarios:

Carmen dijo...

Hola Javi,

ya vemos que tu incursión por tierras catalanas ha dado sus primeros frutos :-)
Nos ha encantado la fábrica. Muchas gracias por descubrirnosla.

Un saludo.

Carmen y Ana

Monsacro dijo...

¡Muy interesante!

Monsacro dijo...

¡Muy interesante!

Javier Revilla Casado dijo...

La verdad es que es una pasada lo de Manresa.
Gracias por las visitas y comentarios.