jueves, 29 de marzo de 2012

El Molino de Escalona en Algeciras (Cádiz, España)


Texto e imagen de europasur.es

El Molino de Escalona está situado en el curso alto del río de la Miel, cerca de El Cobre. En un paraje natural excepcional, junto al puente, data de 1758. Pertenecía al cura Pajares y su autor es desconocido.

En la actualidad sigue funcionando como molino. Pertenece a Escalona que muele la harina para usarla en su panadería del Cobre. Este molino de agua cuenta con dos "alcobas", con dos ruedas horizontales movidas por el salto de agua. No obstante, la maquinaria se modernizó a principios del siglo XX. De hecho, dispone de dos edificios, uno de molino y otro de vivienda. El molino está construido con muros de carga y cubiertas de dos aguas de tejas, bóvedas de piedra en las "alcobas" o túneles del agua.

La arquitectura es popular e industrial. Según el catálogo del Ayuntamiento de Algeciras en el que figura con grado dos, su estado de conservación es bueno y su valor es esencialmente etnológico. Además es el único molino que sigue funcionando de los muchos que existían en la ciudad, como El Águila y El Trueno, El Papel, San José y Las Cuevas en Botafuegos.

El Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH) tiene también catalogado el Molino de Escalona. Se trata de una institución científica de investigación y desarrollo adscrita a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

Manuel Correro, presidente de la Asociación en Defensa del Patrimonio La Trocha, recoge en su archivo personal que el 10 de diciembre de 1768 Manuel Morillo Morales adquirió este molino y lo restauró. Anteriormente, el molino había pertenecido a un presbítero llamado José Rodríguez Pajares, párroco de Los Barrios. El sacerdote legó una tercera parte de la propiedad a una Orden religiosa de Los Barrios a cambio de que se ordenasen misas por el descanso de su alma tras su fallecimiento.

El 27 de febrero de 1840 Francisco de la Peña, administrador de los bienes de Juana Morilla y de Juan Morillo, hijo y otros herederos de Fernando Morillo, padre de este ya difunto, arrendaron a José Guijón un molino situado en el río de la Miel de Algeciras por tres años y cinco fanegas de trigo mensual.

El 19 de junio de 1879, Teresa Morales Ruiz inscribió por herencia el molino a nombre de su hijo Manuel Morillo Morales. El 30 de junio de 1879 Teresa Morales acudió al Juzgado para vender el molino en pública subasta por encontrarse en ruina y éste se remató a favor de Juana García Vázquez por 1.000 pesetas.

El 3 de marzo de 1896 Juana García Vázquez, viuda de 65 años de Algeciras, vendió por 3.500 pesetas y una renta vitalicia de 1 peseta diaria a Manuel Domínguez Medina, de 32 años, industrial de Algeciras, un molino harinero llamado de los "Pajares" en la ribera del río de la Miel situado en el monte llamado Huecos del Río, de dos asientos o pasadas de piedras con su casa, fábrica y demás dependencias que tenía para desahogo un pedazo de tierra de una fanega, o sea, 64 hectáreas, 40 centímetros siendo linderos por el norte y sur con el Barranco llamado del Hierro y por el levante y poniente con la Mojea de Comares, propiedad de los Larios de Gibraltar.

Este molino lo había comprado Juana Vázquez a Manuel Morillo y Morales, asistido de su madre Teresa Morales Rey, por ser menor de edad. Juana lo había rematado en subasta pública el 16 de julio de 1879. El molino estaba gravado con una cuarta parte al pago de una misa anual cantada y sermón en la iglesia de Los Barrios el día de la festividad de San Antonio de Padua en manifiesto de su Divina Majestad. Esta carga la impuso el presbítero José Rodríguez Pajares el 10 de diciembre de 1778 sustituyéndola como agregación a la capellanía que fundó María de los Santos Pecino.

El 17 de octubre de 1900 falleció Manuel Domínguez, sin testar, por lo que fueron declarados herederos abintestato sus hijos Juan, Manuel, María de la Concepción y Olimpia Domínguez Pérez, todos menores de edad.

A principios del siglo XX el molino era propiedad de Emilio Santacana. En 1908, Blas Escalona Villalva lo arrienda y al cabo de los años acaba por adquirirlo a la empresa británica Water Company. Desde la década de los noventa del siglo XX es el último molino que queda en Algeciras. Produce 40 kilos de harina a la hora.

Fuente: http://www.europasur.es/article/algeciras/1217314/ultimo/molino/hidraulico.html