viernes, 5 de febrero de 2010

Aniversario del bombardeo de la fábrica de harinas "Bader" en Gaza (Palestina)


Tristemente estamos acostumbrados a que frecuentemente los telediarios ofrezcan noticias sobre el enfrentamiento bélico que desde hace décadas mantienen los israelíes y los palestinos.

En este contexto, hace aproximadamente un año se produjo un ataque del ejército de Israel contra la ciudad de Gaza, conocido como Operación "Plomo Fundido", que causó miles de muertos. Uno de los objetivos de las bombas israelíes fue la destrucción de la única harinera de la Franja de Gaza, desarrollado el 10 de enero de 2009.

En la Fábrica de Harinas "Bader", situada al noroeste de la ciudad de Gaza, trabajaban 85 empleados. Era propiedad de dos hermanos, uno de los cuales, llamado Hamdan Hamada, aparece en la fotografía que ilustra esta entrada. Los trabajadores perdieron su empleo, los empresarios su industria y todo el trigo almacenado y los gazanos el suministro de pan.

Más de un año después, los hermanos Hamada no han podido reconstruir su fábrica de harinas ya que el bloqueo al que está sometida esta zona de Palestina desde 2007 les impide adquirir la maquinaria necesaria, de origen foráneo.

La situación es grave. La harinera "Bader" era la única en funcionamiento en la Franja de Gaza, ya que las otras dos que existían habían cerrado con anterioridad debido al bloqueo. Ante la carencia de harina en una de las zonas más densamente pobladas del planeta, en los últimos meses diferentes organizaciones internacionales han enviado sacos de este producto como ayuda humanitaria.

Lamentablemente este es un nuevo caso en el que una fábrica de harinas se ve inmersa en un conflicto bélico, ya que por sus características, como abastecedora de un producto alimenticio básico, las harineras suelen ser objetivo de ataques, siendo la población civil la realmente afectada por sus consecuencias y no los gobiernos inmiscuídos o los grupos paramilitares.

Según el Informe Goldstone, realizado por el juez judío sudafricano Richard Goldstone comisionado por las Naciones Unidas, la destrucción de la fábrica de harinas Bader o El Badr “fue llevada a cabo con el propósito de negarle la subsistencia a la población civil”.
Foto: Noviembre 2009 © Amnistía Internacional

1 comentario:

Equipo Texeo - RevistaMonsacro dijo...

Una afirmación y una pregunta
Resulta "repugnante" que se destruya algo que ayuda a la alimentacion de una población, en este caso de forma básica.

La pregunta, ¿ se escondia allí armamento u otras cosas no relacionadas con la industria en cuestión?

A mi siempre me queda esta duda, pues lamentablemente hay precedentes.