sábado, 19 de febrero de 2011

Arquitecturas del trigo y la harina en Arévalo (Ávila, España)


Nunca había parado en Arévalo en tantos viajes hacia y desde Madrid. Miento, una vez lo hice para fotografiar la imponente y moderna fábrica de harinas del grupo Harinera Villafranquina, pero no había entrado en la ciudad, a pesar de conocer su importante arquitectura vinculada al trigo y la harina. Por fin, el pasado domingo 13 de febrero, a pesar de la lluvia, me decidí a hacer la visita.


Silo y Museo del cereal en el castillo
El castillo de Arévalo fue transformado en 1952 en silo por el Servicio Nacional
del Trigo dependiente del Ministerio de Agricultura, desde entonces propietario del monumento. Así, la fortaleza cobija desde entonces en su interior un edificio destinado al almacenamiento de cereal, concretamente 1.080 Tm. El silo es una estructura central de ladrillo con armaduras metálicas entre juntas y pilares de hormigón armado en las esquinas de las celdas, que divide en dos el patio del castillo. Esta construcción consta de 8 crujías de celdas en sentido longitudinal y dos en sentido transversal. Todas las celdas son apoyadas menos las dos centrales que se elevan para permitir la comunicación entre las zonas en que queda dividido el patio interior. Una de las celdas está destinada a alojar la maquinaria vertical de elevación y la escalera de acceso a la zona superior sobre celdas, donde se ubica el tornillo horizontal de distribución del grano.
A la par, las estancias nobles se destinaron a salas de reuniones para el personal del Ministerio de Agricultura, quien también instaló en la década de 1970 un interesante Museo del Cereal en la planta más elevada de la torre del homenaje. Se trata de una colección de variedades de cereales recopilada por el laboratorio del Servicio Nacional del Trigo desde el año 1956 en su sede central de Madrid, instalándose las muestras en un frasco de cristal con forma de grano con una ranura posterior en la que se coloca un tubo de ensayo con un manojo de espigas en su interior. En el museo pueden verse unas 250 variedades de trigo clasificados por tipos y clases comerciales, más 140 muestras de otros cereales y 90 de malas hierbas, además de una colección de insectos de graneros con láminas explicativas de sus ciclos biológicos.
Desde 1968 el silo no funciona como tal (se construyó otro más amplio y operativo) y en 2009 se ha procedido a la rehabilitación integral del castillo. El museo y distintas estancias del monumento pueden visitarse gratuitamente los sábados y festivos de todo el año, con exclusión de los días de año nuevo, primero de mayo y Navidad, en horarios de mañanas: de 10 a 14 h y tardes: de 16 a 18 h.

Fábrica de harinas "Nuestra Señora de las Angustias"
Esta harinera existía ya en la década de 1920 cuando era pr
opiedad de Gerardo Martín. Se trata de un edificio de ladrillo, de magnífica fatura y estética, que hoy alberga la fábrica y exposición de muebles Hermanos Álvarez.


Fábrica de harinas "Harinera Villafranquina"
Esta planta hariner posee una capacidad de molturación de 1.330 Tm de trigo al día. Los silos de almacenamiento pueden albergar hasta 78.200 Tm de trigo y 15.200 Tm de productos terminados. Pertenece al grupo Harinera Villafranquina, SA.

Por una postal antigua también conocemos la existencia de otra fábrica de harinas hidráulica sobre el río Arevalillo, llamada Molino Valencia. Si alguien tiene más noticias, como siempre estaríamos encantados de poder ampliar nuestras referencias.

Fuentes:
http://www.ayuntamientoarevalo.es/05eofi_tur/03/castillo/castillo.htm
http://www.hvsa.es/HARINERA/Castellano/Web/Instalaciones/Arevalo.htm