martes, 15 de septiembre de 2009

Rehabilitan la harinera 'El Carmen' en Torres de Albarracín (Teruel, España)

La Fundación Santa María de Albarracín está rehabilitando la fábrica de harinas 'El Carmen' de Torres de Albarracín para crear un albergue y centro cultural. El proyecto está promovido por la Fundación para el Desarrollo de la Sierra de Albarracín y permitirá reforzar la red de alojamientos de la Sierra, en la actualidad mucho más concentrada en la ciudad de Albarracín.

La fábrica de harinas de Torres terminó su actividad fabril en el año 2006, labor que había iniciado en 1942. Fue un referente comarcal, ya que esta industria harinera fue la única existente en la Sierra de Albarracín, y por tanto su abastecedora en la dura posguerra.

También suministraba a zonas de Levante, Castilla-La Mancha y Aragón. En su momento de mayor apogeo llegó a dar trabajo a 15 operarios.

Desde su cierre, el Ayuntamiento presidido por José Antonio Martí pretendió adquirir el inmueble, pero las negociaciones siempre fueron infructuosas dado el gran número de herederos, propietarios de la fábrica.

El proyecto destinado a ampliar la oferta de alojamientos comenzó a tomar cuerpo cuando el Instituto Aragonés de Fomento (IAF) pudo por fin llegar a un acuerdo con los titulares y comprar el edificio. Es, del mismo modo, este organismo el que ha financiado los trabajos de restauración, que en una primera fase, presupuestada en 150.000 euros, se centran en el ala derecha del inmueble.

En esta parte de la fábrica, que se caracteriza por su forma en u, se habilitarán seis apartamentos, destinados preferentemente al alojamiento de trabajadores. Las dos fases siguientes se dedicarán a la restauración de la maquinaria que todavía se conserva en la harinera, situada en la zona frontal de la infraestructura. Este espacio, ligado al patio, se acondicionará como centro de exposiciones museísticas.

Posteriormente, está previsto recuperar el ala izquierda como albergue, un tipo de residencia que el Ayuntamiento pretende explotar para acoger a grupos de escolares. "Una vez tengamos configurado el museo de la harina, queremos contactar con colegios para ofrecer visitas guiadas", explicaba el alcalde de Torres de Albarracín.

Estructura alterada
El gerente de la Fundación Santa María de Albarracín -cuyo centro de restauración se encarga de la ejecución del proyecto-, Antonio Jiménez, señaló que el edificio se encuentra en líneas generales en buen estado de conservación. "Si bien -agregó- las alas laterales de la fábrica ha sufrido notables alternaciones".

Según explicó, el ala derecha permanece a una menor altura que el resto de la edificación. El proyecto de rehabilitación de esta infraestructura, que se basa en la recuperación de sus volúmenes iniciales en torno al patio central, se acomete por fases con objeto de afrontar más fácilmente su coste.
La intervención en la fábrica se completará con una actuación en la maquinaria, que, salvo algunos tubos de vinilo, conserva prácticamente intactos todos sus elementos. "Únicamente hay algunos tubos de PVC que sustituyeron a otros originales de madera, pero en general se mantiene el instrumental en buen estado", indicó Antonio Jiménez.

Fuentes:
Leonor Franco para Heraldo de Aragón (24-08-2009) http://michelvillalta.blogspot.com/2009/08/la-vieja-harinera-de-torres-reforzara.html

Agradecimiento noticia: José Miguel Rausell